DULCES CON HISTORIA

DULCES CON HISTORIA

 

La Pajarita abrió su primera tienda en plena Puerta del Sol allá por el año 1852. 
Su fundador Vicente Hijós Palacio y su mujer Lorenza Aznárez Pérez decidió ponerle el nombre de la figurita que un conocido y amigo suyo (Miguel de Unamuno,) , gran aficionado a la papiroflexia, había hecho con un papel mientras hablaban.
Sin saber que más de 150 años después esta Pajarita seguiría  volando y haciendo disfrutar  a sus clientes de sus clásicos sabores, que llegaron a convertirse en los clásicos y universales caramelos de la Pajarita.
A finales de los años 60 se abrió la nueva sucursal de la calle Villanueva 14, actual y único emplazamiento del establecimiento. Sus productos conservan el mismo sabor que probaron abuelos y padres, manteniendo la misma elaboración artesanal que antaño.
 

La Pajarita abrió su primera tienda en plena Puerta del Sol allá por el año 1852

Su fundador Vicente Hijós Palacio y su mujer Lorenza Aznárez Pérez decidieron ponerle el nombre de la figurita que un conocido suyo, el escritor Miguel de Unamuno, gran aficionado a la papiroflexia, había hecho con un papel mientras hablaban.

Sin saber que más de 150 años después esta Pajarita seguiría  volando y haciendo disfrutar  a sus clientes de sus clásicos sabores, que han llegado a convertirse en los clásicos y universales caramelos de la Pajarita.

A finales de los años 60 se abrió la nueva sucursal de la calle Villanueva 14, actual y único emplazamiento del establecimiento. Sus productos conservan el mismo sabor que probaron abuelos y padres, manteniendo la misma elaboración artesanal que antaño.

 

 

02.jpg